lunes, 7 de octubre de 2013

ALITAS DE POLLO CRUJIENTES AL HORNO

A qué niño no le gustan las alitas fritas, "churrascás " crujientes....  pues hoy las voy a preparar para la cena, pero rebozadas con kikos y al horno. Lo más guay de esta receta es que no lleva aceite, están muy buenas, y son muy digestivas. Los kikos son pocos y tampoco tienen demasiadas calorias, así que una receta perfecta. 
Y lo perfecto son los comentarios de mi hijo, que dice, que "ni mcdonals , ni burguer king, ni ná de eso.... que esto es oro"



INGREDIENTES
- 1 kilo de alitas,
- 1 paquete grande de kikos gordos ( 160 gr, más o menos)
- sal
- guindilla o wasabi
- pimienta
- salsa de tomate
- harina
- huevo



Primero limpiamos las alitas, y las cortamos en dos . Las salpimentamos y echamos un poco de harina por encima para que cogan bien el huevo.


Mientras trituramos los kikos.


 Que no se queden excesivamente molidos


Ahora batimos el huevo y le ponemos un poco de guindilla o wasabi, con cuidaico que sino luego no se pueden comer.




Pasamos las alitas por huevo y por kikos , y las vamos colocando en una bandeja de horno.

Cuando estén todas, horneamos a 190º, unos 15-20 minutos, según cada uno su horno.



Se pueden servir con una salsa de tomate frito con más cayena, opcional, o con mahonesa o solas... a elegir. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te agradezco mucho tu visita a mi casa y me encanta que me dejes tu opinión. Besos.