jueves, 20 de junio de 2013

CARACOLES

Ayy cuando se nos mueran los abuelos, vamos a perder un montón de recetas que ellos a su vez perdieron de sus padres y abuelos , y es una pena penita pena.
Así que aprovechando que todavía queda un abuelo, y que le gusta mucho hacer caracoles, vamos a poner su receta y cómo se hace.
En Almería siempre hemos aprovechado cuando llovía,  como llueve tan poco,  para salir a coger caracoles cuando dejaba de llover; tengo muy buenos recuerdos de ir con mis abuelos y con una bolsa a buscarlos cuanto más gordos mejor, aqui en el pueblo, los llaman cabrillas.  Ese olor a tierra mojada, a matojos que desprendían todo su olor cuando el agua dejaba de mojar, ..
Luego los poníamos en una gran fuente y una gran tapadera, y los poníamos a comer harina para que se les limpiaran bien las tripas. Lo cual me encantaba porque esos caracoles gordos gordos se subían a la tapadera y pesaba tanto que yo no podía con ella, jajajaja y se escapaban a la mínima .
Madre mía que tiempos... parezco una anciana contando batallitas. Cómo mola¡¡
Pues bien, al venir mi suegro, lo primero que hizo fue ir a comprar caracoles, de estos chiquitillos y los puso a comer harina como buena tradición, jeje.

INGREDIENTES

1 kilo de caracoles
clavo
cominos
pimiento verde
tomate
hierbabuena
cáscara de naranja
una pastilla de avecrem
guindilla ( opcional)
pimienta
sal




Ponemos los caracoles en una buente , y los espolvoreamos de harina de trigo, varias veces, los dejamos un par de días, hasta que las cacas sean blancas. ( puagg)


A los dos días aproximadamente, se sacan de la fuente

se enjuagan y se les quitan las cacotas que tienen pegadas. Con mucho cuidado de no romperlos
Los volvemos a echar en la fuente.
Y  se  ponen en el fregadero, en una fuente honda con vinagre y sal y un pelín de agua y con mucho cuidado, se les va dando vueltas para que suelten las babas.....Se enjuagan (se repite un par de veces)


Cuando ya no sueltan muchas babas, los pasamos a una olla con agua. los dejamos una o dos horas con agua para que vayan saliendo a buscar aire, entonces es el momento de  ponerlos a fuego muy muy flojo hasta que salgan todos los bichos ( pobrecitos que muerte mas mala) Se deja un rato hasta que se axfisien los bichos y luego le damos para que hiervan un momento y se tira ese agua, por si queda alguna baba.


Ahí tenemos uno , en un intento de fuga, jejeje
Aquí ya cocidicos. 

Se vuelven a poner en la olla con agua y todos los aliños y especias. y Dejamos cocer a fuego medio una hora. Probar, rectificar de sabores, y sacar el tomate, naranja, hierbabuena, pimiento... y ya se pueden comer.

 Haciendo la cata, probando las faltas y las sobras.... todo casi perfecto.


 Una vez arregladas las faltas, a comerse una tapa¡



Bueno abuelo, va por tí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te agradezco mucho tu visita a mi casa y me encanta que me dejes tu opinión. Besos.